LLAMADA CONFIDENCIAL 0998411671

Adicción a la heroína

El tratamiento para la Heroína, presenta una serie de peculiaridades que hacen particularmente importante su supervisión por parte de profesionales. El consumo de la heroína es particularmente adictivo.

NECESITO AYUDA CON LA ADICIÓN A LA HEROÍNA

¿Qué es la heroina?

La heroína es una droga semisintética derivada del opio. Es una de las drogas ilegales más adictivas que se conocen. Actualmente se puede consumir de varias formas, pero las formas más comunes son mediante inhalación o mediante jeringuilla inyectada en zonas como el antebrazo, principalmente.

La heroína funciona como depresor del sistema nervioso central y su uso provoca la dependencia física del paciente. A causa de este efecto depresor, algunos adictos a las drogas la mezclan con cocaína, lo cual incrementa aún más el peligro de la sustancia.

La heroína se sintetizó por primera vez a finales del siglo XIX y principios del XX que se concibió originalmente como un sustituto para otras sustancias, como la metadona o la cocaína.

Sin embargo, muy pronto se detectó que la heroína provocaba problemas todavía mayores que los que provocaban las sustancias que pretendían desplazar.

A pesar de que su consumo ha bajado de forma notable desde los años ochenta y noventa, la alta potencia adictiva de la heroína hace que todavía conserve un triste e importante protagonismo en el campo de la drogadicción.

Problemas de adicción a la heroína

La adicción a la heroína sigue siendo una de las causas que más ingresos provocan en los centros de rehabilitación de nuestro país. A pesar de que su consumo ha bajado de forma notable desde los años ochenta y noventa, la alta potencia adictiva de la heroína hace que todavía conserve un triste e importante protagonismo en el campo de la drogadicción.

Los profesionales están formados en técnicas avanzadas del tratamiento del síndrome de abstinencia. Se utilizan protocolos farmacológicos que van desde la administración de fármacos betabloqueantes alfa-adrenérgicos, hasta los últimos avances de las neurociencias.

La utilización de derivados sintéticos opiáceos en el tratamiento de adicción a la heroína permite una forma segura y cómoda de cumplir esta etapa del tratamiento. Hoy la rehabilitación de la heroína se puede realizar manteniendo la calidad de vida del paciente.

En ocasiones, y con creencia errónea, se cree que los adictos a la heroína podrían abandonar el consumo de opiáceos si quisieran y accedieran a un cambio de actitud. Pero no más lejos de la real, los adicción la heroína tienen dificultades para realizar esta acción pues científicamente está identificado como una enfermedad.

Dejar la heroína es posible sin padecer problemas de salud por abstinencia, pero solo el paciente decide cuando y cómo dejar la heroína, si por cuenta propia asumiendo los riesgos y la alta posibilidad de recaída, o de la mano de profesionales especialistas en heroína y adicciones.